IMG_1704

Viaje al Monte de Saint-Michel

2Viajar es un placer íntimo, enriquecedor, de abertura mental, física y del alma, pero además si lo haces a un lugar especial, con una vibración peculiar, como la que te propongo ahora, tu cambio lo podrás experimentar de forma palpable.

Con este preámbulo, abro un capítulo que para mí es singular, porque te presento los viajes que han marcado mi vida. El monte de Saint Michel es uno de ellos.

Después de la catedral de Notre Dame en París, es el sitio más visitado de Francia.

Su historia se  remonta a las tribus celtas, asentadas en la zona, que ya la utilizaban en sus cultos druídicos, percibiendo en él algo especial. Luego aparecieron los cristianos que construyeron el primer oratorio dedicado a San Esteban, rodeándose de ermitaños que custodiaban el lugar. Pero el gran salto se produce cuando el obispo Aubert, tiene tres apariciones del arcángel San Miguel, y le pide:

¡Construye una capilla en mi honor!

San Miguel en la Edad Media, era un personaje con influencia, ¡no creas! Hacia él se derivó el culto pagano que se tributaba a Mercurio. Es el arcángel guerrero, defensor de Dios ante el mal y Satanás. Se le representa con espada y cota de malla. Sus colores son el amarillo, símbolo de la inteligencia divina y el blanco color iniciático. Así que con este historial ¿cómo no iba el obispo a hacerle caso? Ahí se produce el despegue hacia la fama, que se incrementará cuando los ingleses quieran conquistar el monte y no lo puedan hacer por más que lo intenten.

IMG_1959Su protección y su fama crecen convirtiéndose en un bastión  y un motivo de orgullo para Francia. En 1979, es declarado patrimonio de la humanidad, incluida su hermosa bahía.

Tú te preguntarás ¿cómo no lo he sabido yo antes? Bueno…porque no era tu momento ¡está claro! Pero ahora sí lo es, lee con atención.

El monte Saint Michel, está situado en una bahía espectacular, bañada por el océano Atlántico y sujeta a sus mareas rotundas y acompañadas por la crecida de los  ríos que la inundan. No es exagerado lo que te explico piensa que puede llegar a variar su nivel hasta 14,5m. de altura dos veces por día. Esta característica, hacía inexpugnable al monte, aunque hoy permanece accesible gracias a una carretera con cierta altura, que deja libre su acceso.

Conforme avanzas a su encuentro te inunda un nerviosismo sutil, que explota en un:IMG_1716

¡Mira! ¡Míralo! Ahí está, orgulloso, levantándose en medio del agua (o no).

Su configuración física  natural es la de una pirámide, captadora de energía y su organización está marcada por un estricto orden. La parte baja de la pirámide, era para el pueblo llano los artesanos y comerciantes,  donde se organizaban sus negocios y vivían. La parte media era para las autoridades terrenales y por fin en la cúspide del mismo, entramos en el corazón espiritual de la pirámide, en su pequeña abadía y en su centro un hermoso y peculiar claustro.

3En él, podrás viajar a otros lugares, si es tu momento, te puede sorprender, como me ocurrió a mí.

Vagar por las calles que suben en espiral es un placer. Observar sus tiendas, sus casas y pararte a gozar del paisaje desde alguno de sus miradores, no tiene precio. Disfrutar de las sensaciones que produce el lugar, dejarte fluir en ellas, hasta alcanzar el sitio más alto, pasear descalza por sus lodos estancados y recoger todos los minerales que allí están contenidos y luego abandonarte a su vibración, no solo es un acto de confianza y entrega si no de un inmenso deleite.

Si el monte Saint Michel te llama, no lo retrases, hay algo para ti que debes ir a recoger, su fortaleza, su singularidad y su energía te ayudarán en los años venideros.

“DESDE EL PUNTO DE VISTA ESPIRITUAL, EL VIAJE NO ES NUNCA LA MERA TRASLACIÓN EN EL ESPACIO, SINO LA TENSIÓN DE BÚSQUEDA Y DE CAMBIO QUE DETERMINA EL MOVIMIENTO Y LA TENSIÓN QUE SE DERIVA DEL MISMO.” Eduardo Cirlot

IMG_1697IMG_1718

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *