IMG_2364

Un viaje sin par: Haz fácil el Camino de Santiago (Todo lo que debes saber antes de empezar a andar)

Toda persona debería recorrer el Camino de Santiago como mínimo una vez en la vida, porque aunque no lo sepas, colma muchas de las inquietudes que puede tener el alma humana.

La necesidad de sentirte libre, vagando por parajes peculiares y hermosos, sin más atadura que la voluntad de seguir, pasando por una necesidad de buscar soledad interna y encontrar el tiempo para aprender a estar contigo mismo/a, o el reto físico que supone llevarlo a cabo. También  la magia inmensa que tiene caminar justo por debajo de la vía láctea…. en fin, expectativas tantas como personas y todas validas. Lo cierto, y cualquiera que lo IMG_0036haya hecho te lo dirá, es que hay un antes y un después del camino.

Por eso, cuando en algún momento  te plantean o te planteas hacerlo, te asaltan todas las dificultades potenciales:

“son muchísimos kilómetros…  yo no podré hacerlo… no puedo pasar las noches así…” etc. etc. Pero el camino es como la vida, que hay muchas formas de vivirla y el  secreto es contemplarlo con una mente abierta, para encontrar la forma  personalmente adecuada para ti; esto no es una maratón ni el camino del suplicio, sino una forma más de saber hasta donde puedes llegar cuando lo intentas, y vivir como un verdadero  soñador, artista, héroe, mago, loco, que es lo que somos en realidad.

Y así, con esta nueva mirada, empezamos a amasar algo adecuado para ti, fácil, ¡ya verás!IMG_2382

El descanso es básico, por tanto no tienes por qué compartir albergue, que si bien es cierto resulta una idea muy romántica, en la práctica, es incómodo, cuando ya se ha pasado de cierta edad. Así que se pueden programar los hostales y hotelitos, que los hay, antes de iniciar el camino. Un buen baño o ducha, te hará verlo todo de otro color, y si además haces un poco de siesta, te levantarás nueva/o , dispuesto a pasear lánguidamente con chancletas por el pueblo o lugar donde pares, sin rumbo, charlando con unos y con otros, disfrutando que es de lo que se trata.

IMG_2351Si lo que te preocupa es el peso en la espalda, existe un servicio de transporte de mochilas que  la llevan desde el alojamiento que dejas hasta el próximo destino, para  que cuando llegues ya la tengas en tu habitación. Ahora bien, esto  lo podrás contratar siempre que hayas realizado la reserva con antelación.

Recuerda que hay cosas básicas que deberás de llevar encima.

Las etapas las puedes preparar tan largas o cortas como creas conveniente para ti. La meta, no es llegar al destino sino hacer el camino, eso es lo verdaderamente placentero y enriquecedor.

Si lo que te preocupa es el coste económico, te diré que te vas a sorprender, encontrarás desayuno, comida y cena del peregrino con precios muy accesibles, que te harán sentir agradecimiento y sorpresa, llenándote de sensaciones intensas y agradables, porque el entorno se propone ayudarte en este plano tan terrenal.

Una vez conocido esto y  ya ves que no es difícil, empezamos a plantear y preparar ocho días fantásticos.IMG_2378

Recuerda que para que se expida la Compostelana (documento acreditativo de la realización) tienes que hacer cien kilómetros andando o doscientos en bicicleta y lo conseguirás al ir sellando tu carnet  de peregrino, en ermitas, rincones peculiares, restaurantes, y distintos lugares que se te irán presentando.

El carnet, lo puedes conseguir en la parroquia más próxima a tu domicilio habitual, sin ningún problema.

Contando con esta premisa y si quieres conseguir el título, tú decides donde quieres empezar, en función de los kilómetros que te veas capaz de hacer. Es por eso, que el tramo más concurrido  es la salida  de Sarria,  por la llamada ruta francesa, ya que se encuentra a ciento tres de la Catedral, y es lugar de inicio en cuanto los peregrinos bajan en su estación de tren, con un aire entre emocionado y perdido.

 

IMG_2360

Nosotros, decidimos hacer una variante y empezar el camino en Triacastela a 130 Km de Santiago, tomándonos  el día libre, después de una noche de viaje. Descalzos en un prado observamos a los compañeros de ruta, y  tomamos contacto con olores, colores, y sabores que solo en el Camino y en Galicia pudimos encontrar.

 

 

 

El camino se abre ante ti, como una oportunidad de vivir la vida condensada en unos pocos días, en una metáfora de la existencia humana sin paragón.

 ¡Buen Camino!

IMG_2390

Empezamos el nuestro 

1ª Etapa Triacastela-Sarria

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *