IMG_1485

¿Te afecta la primavera?

Estamos entrando en una época del año, en que muchos de nosotros nos vemos afectados por este cambio estacional. Al conjunto de síntomas que lo caracterizan se le ha llamado “astenia primaveral”.primavera 0

Antes de nada, vamos a entender el por qué se produce.

La primavera es una época preciosa, los colores que explotan en el campo y en la montaña, con una mezcla, casi demencial, lleno de  matices infinitos, la limpieza del aire, el azul intenso del cielo…¡si! ¡si! Es precioso, pero… Todo ello, viene acompañado de cambios bruscos en el clima, de forma que un día puedes salir a la calle vestida con abrigo y escalar el termómetro hasta los 20 grados, padeciendo unos sudores cincuenteros. Para arreglar la cuestión, al día siguiente te vistes  con tu blusa primaveral, que compraste la semana anterior y tu chaqueta de entre tiempo, ¡bien! primavera 2Ese día de repente entra viento del norte, y te quedas agarrada a una farola para que no se te lleve, llegando a la oficina aterida de frío, y gritando ¡por favooor! poner la calefacción, todo ello ante la mirada atónita de tus compañeros.

Así pues, esta inestabilidad, hace que nuestro cuerpo se estrese, y nos sentimos, más cansados, tristes, irascibles, o quizá todo a la vez. Observa si además del cansancio típico, y esa tristeza o languidez, tienes otros síntomas, como caída de cabello, dolores de cabeza, dificultades para concentrarte, incluso parece que  tienes menos memoria, si es así, querida o querido, puedes haber desgastado tus  vitaminas B. Puedes optar por tomar una tanda de ellas, recomendables todas juntas no fraccionadas, y la forma más económica es a través de la levadura primavera 1de cerveza, que la puedes mezclar en ensaladas, o zumos, bebidas de soja, avena en fin…  su beneficio está comprobado, incluso en casos de depresión, como opción alternativa a las pastillas, siendo un poderoso tónico para el sistema nervioso. Necesarias para mantener el tono muscular, el sistema digestivo en óptimas condiciones, para la piel, el cabello, los ojos, en fin…las tienes en los frutos secos, los cereales integrales y derivados, en los guisantes, patatas, coles, y espárragos.

Querida amiga, querido amigo, siempre nos quedará echar una cervecita al sol, (que  genera nuestra vitamina D, dicho sea de paso) que ahora en este tiempo, con una buena compañía, y un moderado aperitivo nos puede dar un buen empujón anímico, haciéndonos la vida más agradable, y recuperando de paso la vitamina B perdida.

primavera 3

¡Te deseo una exultante, hermosa, y pletórica primavera!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *