Entradas

20141105_181509 (2)

¿Estás agobiado y no sabes como calmarte?

¿El nerviosismo y el estrés te supera?

Prueba si esto te sirve de ayuda

20140807_122756

Busca un agradable entorno, recuerda tu respiración, inspira el aire sintiéndote como un globo para luego expulsarlo lentamente. Toma conciencia de tu cuerpo, del lugar que ocupas en el espacio, de como se siente tu espalda, si hay tensiones, déjalas que salgan hasta que desaparezcan, observa tu respiración sin participar, sé el mudo testigo de ti mismo.

Cuando te encuentres en ese estado parecido a la beatitud, VISUALIZATE  como un árbol, y de tus pies van creciendo unas ramas, lentamente se van hundiendo en la tierra, hasta que llegan al núcleo mismo, por ellas sube un magma, rojo y caliente en forma de energía que poco a poco irá calentando20140911_163747 tus pies. Deja que ascienda a través de ti como si fueras el tronco de un bello árbol, y así hasta la copa. Por donde pasa esa energía, todo tu interior se calienta disipándose toda la incomodidad o las contrariedades que podías tener.

Es un ejercicio para arraigarte, para que retornes allá a donde perteneces, a la tierra, al universo. Cuando estamos arraigados, nos sentimos bien, agradecidos y colmados por el solo hecho de estar vivo. Somos capaces de llevar a cabo cualquier proyecto, porque estamos allí donde pertenecemos, formamos parte del TODO.

Disfruta pues de todas las sensaciones y emociones que se pueden presentar, cuando hayas consumido el tiempo del que dispongas, haz un buen suspiro, abre los ojos, vuelve a observar ese entorno que habías buscado para esto, da las gracias y ya sabes, lo puedes incorporar a cualquier rato de tranquilidad, cuantas mas veces lo hagas, mas rápido te resultará conectar con toda la visión y mejor resultado obtendrás.

20140802_135335_2