montserrat

A Montserrat…

Montserrat….vórtice de energía que ayuda a toda esta parte  de la tierra.
Nuestra hermosa virgen negra, receptáculo de devoción y de entrega a través de los siglos, es el mudo testigo que reivindica la energía femenina en un mundo de vibración masculina, vestigio de la diosa que nos otorga el derecho de sentir, de gozar plenamente sin tener que pedir permiso a nadie, de montserrat 1ser libres en cuerpo y alma.
Es el símbolo de nuestra libertad como mujeres, mas allá de las normas patriarcales que nos impregnan hasta las células, de las que no solo somos activas colaboradoras si no en muchas ocasiones victimas mudas e inconscientes de la perpetuación de unos sistemas que anquilosan a toda la sociedad, llenándonos de pre- juicios y en la que el último eslabón es la mujer.
Una sociedad más libre, para ellos y para ellas, no generaría tanta violencia, no solo de genero, si no en cualquier ámbito. Gente más feliz, expresando sus elecciones  sin temor al rechazo, con derecho al error y a cambiar de rumbo, una sociedad que se sepa libre para acoger a todos sin temor a deshacerse.

¡Cuanto hemos olvidado!¡ Cuanto tenemos oculto! Recordemos quienes somos en realidad, dentro de cada mujer hay una diosa, una Montserrat.
¡Muchas felicidades a cada una de vosotras por llevar con orgullo este maravilloso nombre!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *